En las metodologías anteriores se plantea que los actores y las actrices deberán trasmitir las emociones desde su interior hacia el exterior; es decir que deberán vivir realmente las emociones de su personaje para luego trasmitirlas a su público. Esto es un grave error.

 

A.M.A te enseña la dinámica más efectiva y de uso general entre los grandes actores y actrices. Un sistema más práctico, saludable y profesional. El actor y la actriz no vivirán las emociones de su personaje, sino que las recrearán de manera externa a través de su lenguaje físico y verbal, estimulando sensaciones y emociones en su público sin afectar las propias.

 

Aquí te va un gran ejemplo... en Colombia hay un departamento policial muy reconocido a nivel mundial, que infiltra agentes encubiertos en el territorio enemigo. Estos especialistas han permanecido en una misión hasta por 5 años conviviendo con el peligro de ser descubiertos. Deberán recrear un personaje con el acento regional de alguna cultura conocida, con comportamientos precisos y, lo más importante de todo… jamás deberán comprometer sus sentimientos con ningún aspecto dentro de la misión… ‹‹no deberán sentir, sino hacer sentir. No deberán creer, sino hacer creer››. Porque de lo contrario serán descubiertos y asesinados. La pregunta es: ¿Para una profesión donde los errores se pagan con la muerte, crees que utilizarían un método erróneo?

Aunque son profesiones de naturalezas diferentes comparten un mismo principio: ‹‹convencer a través de la creación de un personaje sin comprometer las emociones propias››.

 

 

¿CUÁL ES LA DINÁMICA DE A.M.A?